Home :: Noticias :: Destacado :: IU-Francia y colectivos de emigrantes recopilan soluciones a los problemas de la emigración española

IU-Francia y colectivos de emigrantes recopilan soluciones a los problemas de la emigración española

La intensa lluvia que cayó el pasado sábado en París no aguó la mesa redonda “Soluciones para la emigración española”, que organizó la federación de Izquierda Unida-Francia en la caseta “Mundo Obrero” de la Fête de l’Humanité de la capital gala. Durante hora y media, y ante medio centenar de asistentes, activistas de IU-Francia y de colectivos de emigrantes españoles como Marea Granate, FACEEF o de la Oficina Precaria de París, analizaron los principales problemas de la reciente ola migratoria española, y propusieron al respecto “soluciones que puedan integrar el programa electoral propio, o que puedan ser enviadas a las asambleas de una posible candidatura de unidad popular de cara a las próximas elecciones generales en España”.

 El Voto Rogado

Alejo Beltrán, coordinador de Izquierda Unida-Francia, abrió el acto exponiendo la pérdida del derecho a voto que sufren cientos de miles de emigrantes españoles por culpa del “Voto rogado” (procedimiento aprobado por PP y PSOE con apoyo de CIU en 2011). Beltrán denunció también “la enorme abstención de los emigrantes españoles en las elecciones por culpa asimismo de la falta de información por parte de las instituciones”, y propuso, como posibles soluciones al respecto, “la derogación del Voto Rogado, la creación de una o varias circunscripciones exteriores ligadas a las comunidades de origen de los emigrantes, el aumento del plazo temporal en los procesos de voto, el aumento de las partidas presupuestarias destinadas a informar a los emigrantes del proceso de votaciones, o que los emigrantes residente menos de cuatro años en el extranjero puedan participar en las elecciones municipales”.

Alejo Beltrán: “Las migraciones son fruto del modelo económico capitalista, no sólo de las políticas”

Gabriel Gasó, representante de la FACEEF, indicó al respecto que “el derecho de voto ha sido una conquista del asociacionismo de los emigrantes, pues a comienzos de los 80 los emigrantes españoles no votaban porque ni siquiera había listas electorales”. Gasó coincidió con Beltrán en la necesidad de que los emigrantes “puedan participar en las elecciones municipales”, y propuso “crear en torno a diez circunscripciones exteriores, como ocurre en Francia, pues los franceses residentes en el extranjero pueden elegir a once diputados en la Asamblea Nacional”.

 

Pérdida de derechos sanitarios

Por su parte, Cristina Arranz, activista de Marea Granate-París, recalcó la “importancia de tener una sanidad universal”, y criticó que la sanidad de muchos emigrantes españoles sea “intermitente e inestable en la actualidad”. Arranz denunció también que “un desempleado que esté fuera de España más de noventa días pierda sus derechos sanitarios”, y señaló que la peor situación suele ser la de “los que salen de Europa, pues en muchos casos, cuando vienen a España tienen que contratar un seguro privado”. Como soluciones a estos problemas, Arranz propuso la “vuelta a la sanidad universal”, la “derogación del decreto 16/2012, de la Disposición adicional 65 de la Ley General de Sanidad, o de la Ley 15/97”.

Irene Martínez: “Deberíamos instaurar un salario mínimo europeo con iguales derechos para reducir la precariedad laboral de los emigrantes”

 

Problemas laborales

Irene Martínez, de la Oficina Precaria de París, destacó en su intervención las dificultades a las que se enfrentan las mujeres a la hora de encontrar empleo. “El paro femenino es del 24% en España, frente al 22% masculino”, subrayó. Martínez explicó que la Oficina Precaria “es gratuita, y nace porque las embajadas, los consulados y los sindicatos tradicionales no responden del todo a las necesidades de los emigrantes, que suelen ser casos aislados y por tanto no pueden hacer presión”. Las oficinas precarias, también presentes en Berlín, quieren “crear una red de solidaridad entre trabajadores precarios”. La ponente añadió que “el precariado se utiliza para crear xenofobia, porque los patrones intentan que el emigrante cobre a la baja y que esté en desigualdad frente a los nativos”. Como solución, Martínez propuso “instalar un salario mínimo europeo, con iguales derechos”.

En este punto, Alejo Beltrán recordó a las muchas familias españolas que “han emigrado al sur de Francia, que trabajan en el campo y no responden al perfil habitual del joven emigrante titulado sin hijos, y que se encuentran en gran situación de precariedad”. Como conclusión, Beltrán resaltó la propuesta de Izquierda Unida-Francia de “crear un Plan de retorno para facilitar el regreso al país de origen a aquellas personas que lo soliciten”.

Mesa redonda 2, foto de Ana González - copia