Home :: Noticias :: Destacado :: IU-Francia celebra sus primeras Asambleas de 2016 de cara al futuro de la organización

IU-Francia celebra sus primeras Asambleas de 2016 de cara al futuro de la organización

Militantes y simpatizantes, junto con dirigentes de IU Francia se reunieron en distintas fechas a lo largo de las dos primeras semanas de febrero en Béziers, Lyon, Montpellier, París y Toulouse para debatir y trabajar sobre el documento proporcionado por el partido: ‘Participa, Debate, Decide’.

Tras el anuncio hace unas semanas de Izquierda Unida de la apertura de un debate interno con el objetivo puesto en la Asamblea Federal de mayo, la militancia en el país galo se reunió para responder el cuestionario basado en un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), que permitirá a la organización conocer de primera mano la opinión de los suyos.

Entre los temas abordados se encontraron las recientes elecciones generales de diciembre y sus resultados, la campaña electoral, la presencia en los medios (y ausencia forzada en más de una ocasión), entre otros muchos asuntos.

La conclusión general extraída por IU Francia defiende la necesidad de colaborar con organizaciones y asociaciones hermanas desde el exterior y continuar con el trabajo ya iniciado para la mejora de la situación de los emigrantes en el exterior y sus derechos perdidos como el voto sin trabas o la sanidad universal.

Acerca de IU Francia

Heredera de la red tejida por españoles en el exilio y principalmente fruto de los militantes del PCE forzados a emigrar durante el franquismo, Izquierda Unida Francia nace bajo la premisa de un espíritu solidario hacia los migrantes.

Desde su fundación oficial en 1986 junto con otras federaciones exteriores, Izquierda Unida Francia ha luchado por los derechos de los migrantes españoles y ha servido como plataforma de denuncia de irregularidades y altavoz ante organismos oficiales.

Izquierda Unida Francia ha experimentado un enorme crecimiento en su militancia en los últimos años debido, principalmente, a la emigración forzada por una crisis internacional, económica y laboral.

Retomando los principios de los fundadores de Izquierda Unida Francia en 1986, la actual dirección de la organización participa activamente junto con otros movimientos y asociaciones hermanas por la defensa de los derechos de los migrantes.